La ceguera y el Déficit Visual

En la entrada de hoy vamos a proporcionaros una visión general sobre el Déficit visual y la Ceguera, para poder centrar nuestro Blog y saber a qué colectivo de personas van a ir dirigidos los contenidos que aquí se publiquen.

¿Qué son el Déficit Visual y la Ceguera?

El déficit visual es un término genérico en el que se encuadran un variopinto grupo de afecciones oculares que dan pie a una categorización de los sujetos que las padecen.

En efecto, el origen de la ceguera puede ser congénito, vírico, traumático, accidental, recurrente a otras enfermedades...

El establecimiento de la situación de ceguera se realiza de acuerdo con dos parámetros básicos considerados aislada o conjuntamente: La Agudeza Visual (A.V.) y el Campo Visual (C.V.)

Legalmente queda encuadrada dentro del término ceguera y deficiencia visual toda persona cuya visión en ambos ojos reúna, al menos, una de las siguientes condiciones:

• Agudeza Visual (A.V.) igual o inferior a 0,1 (escala de Wecker), obtenida con la mejor corrección óptica. Disminución de la capacidad para identificar visualmente detalles.

• Campo Visual (C.V.) disminuido a 10 grados o menos. Reducción severa del campo visual central o periférico.

Se trata, por tanto, de un término amplio que engloba tanto a las personas que no poseen resto visual alguno, como aquellas otras que pueden realizar diferentes tareas utilizando instrumentos adecuados que potencien su funcionalidad visual.

Habitualmente se suele utilizar el término deficiencia visual para englobar estos dos conceptos, si bien se trata de dos poblaciones con necesidades diferentes y que, por tanto, requieren de intervenciones igualmente diversas.

Ahora que ya sabemos exactamente a qué nos referimos, sigamos con la siguiente pregunta

¿Cómo detectar a un alumno con Déficit Visual?

La mayor parte de los alumnos con déficit visual muy grave son detectados antes de llegar a la escuela por la familia y los servicios médicos. No obstante, nos podemos encontrar en clase con algunos alumnos que no han sido detectados con anterioridad. Los siguientes indicadores pueden ser de utilidad para sospechar la presencia de déficit visual y la remisión al oftalmólogo.


Y, para finalizar, queremos que comprendáis un poco mejor a lo que nos referimos con la Agudeza Visual (A.V.) y Campo Visual (C.V) y lo que se siente ante la perdida de cada uno de ellos.

• Pérdida de agudeza Visual (A.V.)
Como anteriormente hemos mencionado la persona con pérdida de (A.V.) tiene disminuida la capacidad para identificar visualmente detalles.

He aquí algunos ejemplos de lo que hablamos




• Pérdida de Campo Visual (C.V.)
Como anteriormente hemos mencionado la persona con pérdida de (C.V.) tiene una reducción severa del campo visual central o periférico.
He aquí unos ejemplos de los dos casos Pérdida de Campo Visual Central




Pérdida de Campo Visual Periférico




Una vez aclarados estos conceptos, espero que os haya sido de ayuda esta nueva entrada de nuestro Blog y que sigáis esperando nuevas entradas que no tardarán en llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario